Conmocionados quedaron los habitantes de San Andrés, luego de que Antonio Roseto, un turista de nacionalidad italiana perdiera la vida tras un ataque de tiburón, el hecho ocurrió en el sector conocido como La Piscinita.

Tras sufrir varias mordeduras del tiburón, Roseto perdió mucha sangre, por lo que al llegar al centro médico no contaba con signos vitales.

Luego de esta trágica situación, organizaciones ambientalistas denunciaron que pescadores de la comunidad estarían realizando actividades de caza para matar al tiburón, en una especie de retaliación por el fallecimiento del turista.

“Urgente. Esto está pasando en San Andrés. La comunidad está decidida a cazar al tiburón que sea con tal de hacer ‘justicia. Necesitamos que las autoridades emprendan acciones preventivas y que fomenten la coexistencia con la naturaleza”, publicaron en la cuenta de Twitter de la Corporación Raya.

https://bit.ly/3wmPlpN

De acuerdo con expertos en biología marina, los seres humanos no hacen parte de la cadena alimenticia de los tiburones, sin embargo, debido a la pesca que se realiza en esa zona, no contarían con suficiente alimento, por lo que podrían tornarse agresivos ante cualquier posible presa.

Por ahora las autoridades de San Andrés se encuentran adelantando las investigaciones correspondiente al hecho, debido a los vídeos que circulan en redes sociales, donde se identificaron tiburones raya cerca a la playa.