Después de permanecer 24 días en una Unidad de Cuidados Intensivos, Luis Quintana salió del Hospital San Rafael de Tunja.

El progenitor del ciclista boyacense se encontraba internado desde el 6 de febrero por complicaciones derivadas del Covid-19.

A las afueras del centro médico lo esperaban dos de sus hijos y varios familiares, después de sobreponerse al virus.

Ahora, Luis Quintana se dispone a pasar un tiempo en un municipio de clima cálido en donde le sea más fácil sobrellevar las secuelas que le dejó el coronavirus.

Por Fabián Morales Gómez