La religiosa volvió a la libertad en octubre de 2021, tras más de cuatro años de secuestro en Mali.

Durante su comparecencia ante el tribunal penal del Vaticano, en un juicio que se le adelanta por fraude financiero, el cardenal italiano Angelo Becciu afirmó que el papa Francisco había dado su acuerdo para una transacción de un millón de euros, con el fin de que fuera liberada la monja colombiana Gloria Cecilia Narváez.

La religiosa volvió a la libertad en octubre de 2021, tras más de cuatro años de secuestro en Mali por parte de un grupo vinculado a la organización terrorista Al Qaida. El primer purpurado que comparece ante este tribunal no precisó si finalmente se hizo el pago del rescate.

El cardenal de 73 años rechazó las acusaciones “totalmente infundadas” que se le imputan. Sin embargo, lo que dijo puso de manifiesto la utilización de los servicios de una empresa de seguridad británica, gracias a la intermediación de la italiana Cecilia Marogna.

Según el proceso investigativo, Marogna había afirmado que fue empleada por el cardenal para actividades de inteligencia destinadas a obtener la liberación de la monja Narváez y percibió 575.000 euros de la Secretaría de Estado en una cuenta eslovena.

Angelo Becciu negó haber tenido una relación con Marogna, a quien la prensa italiana llama ‘la dama del cardenal’.