La Gobernación de Santander, por medio de la Secretaría del Interior, la Personería de Bucaramanga, Migración Colombia y la MEBUC verificaron que se cumpliera el toque de queda para establecimiento comerciales.

Durante la jornada del jueves 18 de noviembre se las autoridades impusieron multas por violación de las medidas sanitarias. En total se impusieron 30 sanciones por este tipo de desacatos a la ley vigente.

Por su parte, nueve inmigrantes fueron transportados a Migración por tener desactualizada la documentación de permanencia en Colombia.

La jornada también dejó un centro de lenocinio clausurado.

Por Fabián Morales Gómez