A través de la Circular No.20221010000601 del 3 de enero de 2022, el Ministerio de Transporte estableció que “se entenderá cumplida la obligación de portar licencia de tránsito y de conducción, cuando se presente documento en físico, o el mensaje derivado de consulta en línea y en tiempo real en el Runt”

Lo anterior quiere decir que portar la licencia de conducción y la licencia de propiedad en físico ya no es obligatorio, los conductores podrán presentar la información digital consignada en el Registro Nacional Único de Tránsito, Runt, cuando sea solicitada por las autoridades de tránsito en el territorio nacional.

Sin embargo, el viceministro de Transporte, Camilo Pabón expresó que “independientemente de que el documento se tenga impreso en papel o se pueda consultar a través del Registro Único Nacional de Tránsito, se pueden adelantar los controles operativos en las vías y supervisar que se ha dado cumplimiento a las obligaciones legales”.

Según el funcionario, esta medida permitirá hacer uso de las herramientas digitales para facilitar estos trámites a los ciudadanos además de “liberar recursos humanos para perseguir otras conductas, como lo relacionado con el transporte ilegal”