Debido al inicio de la temporada de lluvias, anunciada por el IDEAM hace unas semanas, las fuertes precipitaciones que se han presentado en el departamento han originado derrumbes en varias vías de la región.

Los cultivos también se han visto afectados, debido al incremento de las lluvias en las últimas 48 horas en Norte de Santander.

Como consecuencia de ello la vía que comunica a Cúcuta con Ocaña, en el sector de la Curva en el kilómetro 92, se registró pérdida de la banca, por lo que las directivas de Invías decidieron restringir la movilidad de vehículos de carga y de buses de servicio intermunicipal.

Por su parte el director de Invías para la regional Norte de Santander, Leonel Valero afirmó que “ya, nos encontramos en la zona, con la maquinaria pertinente, con el objetivo de habilitar los dos carriles, sin ningún inconveniente y aspiramos que se permita en las próximas 72 horas”.

En la vía Cúcuta-Pamplona, la movilidad se encuentra restringida a un solo carril por desprendimiento de roca.

Por otra parte en la vía La Soberanía, que comunica a Toledo con Saravena, se han registrado deslizamientos en las últimas horas, en estos momentos se encuentra la maquinaria amarilla trabajando en esta zona.

Los municipios afectados por las fuertes lluvias son Pamplona, Ocaña, Convención, Toledo, Labateca, Sardinata, Chinacota y zona rural de Cúcuta.