Johanna Paola Chávez Guzmán, víctima de este atroz crimen, había cumplido más de tres días como desaparecida. Su mamá sospecha de su ex pareja sentimental, quien la habría invitado a pasar un fin de semana con él.

Eran cerca de las 4 de la tarde, cuando la Policía del Magdalena Medio recibió una llamada de emergencia, indicando que dentro de una vivienda en el barrio Simón Bolívar, de Barrancabermeja, se halló un cuerpo desmembrado en el interior de un baúl de una carro.

De manera inmediata, uniformados de la Policía, Fiscalía y Medicina Legal llegaron hasta el lugar para hacer la plena investigación y obtención de pistas. Al abrir el portón de un parqueadero, las autoridades encontraron un vehículo con placas RHW 825, cuyo baúl tenía un punto de soldadura para que no fuese abierto con facilidad.

Las autoridades lograron abrir el elemento del vehículo y encontraron a una mujer descuartizada con alto grado de descomposición.

“La víctima fue identificada como Johanna Paola Chávez Guzmán,quien según manifiesta su madre, no sabía nada de ella desde el día viernes, y que posiblemente estaría en una finca con su pareja sentimental de fin de semana. Los hechos estarían relacionados con un caso pasional”, indicó el Coronel Alexander Sánchez Acosta, Comandante DEMAM.

Declaraciones del Coronel Alexander Sánchez Acosta, Comandante DEMAM.

Según las primeras declaraciones de la comunidad a las autoridades, el olor a descomposición fue lo primero que alertó a los residentes del barrio, quienes afirman que el vehículo lo habrían dejado dentro de la vivienda de la progenitora de la víctima. La hipótesis está en investigación.

Johanna Paola Chávez, de 30 años, era trabajadora de un local comercial en el barrio la Floresta y madre de una menor de 12 años de edad.

Imagen de Johana Paola Guzman.

Por Silvia León Sisa.