Norte de Santander una región de alto riesgo para escoltas de la UNP