El menor llegó a Eslovaquia, con una bolsa de plástico, su pasaporte y un número de teléfono escrito en la mano.

“Llegó solo desde Zaporiyia porque sus padres se tuvieron que quedar en Ucrania”, declaró a la agencia de noticias AFP la portavoz de la policía, Denisa Bardyova.

Al llegar a la frontera, fue recibido por un equipo de voluntarios que lo asistieron con comida y algo caliente para protegerlo del frío.

“Este es el mayor héroe. Nos ganó a todos con su sonrisa, audacia y determinación”, indicó en Facebook la policía eslovaca.

La madre del menor expresó en redes sociales: “estoy muy agradecida de que hayan salvado la vida de mi hijo”; aclarando que subió al menor al tren rumbo a Eslovaquia porque ella debía quedarse cuidando a su progenitora que es discapacitada.

Finalmente, autoridades lograron contactarse con el titular (familiar) del número escrito en la mano del menor, quien lo recogió para protegerlo y llevarlo hasta la capital, Bratislava.