Las autoridades de Arizona arrestaron a la madre y abuela de la menor por negligencia contra la menor de 9 años de edad.

Este caso conmueve a los habitantes de Tucson, en el estado de Arizona, donde una menor de 9 años murió debido a los piojos en su cabeza.

Según las autoridades, la madre y la abuela de la pequeña tuvieron varias oportunidades de llevar a la menor al hospital para tratar sus múltiples problemas de salud derivados de la infección por estos parásitos, pero las dos mujeres nunca lo hicieron porque les daba pena que los doctores se dieran cuenta de que estaba llena de piojos.

La autopsia de la niña también reveló que tenía desnutrición, líquido en los pulmones y necrosis hepática. Debido a que se trató de una negligencia por parte de quienes las autoridades determinaron eran las responsables del cuidado de la menor, Sandra Kraykovich, de 38 años, la madre de la pequeña y Elizabeth Kraykovich de 64, su abuela, fueron arrestadas.

Las autoridades revelaron que por medio de los mensajes de texto encontrados en el celular de su madre en los que le comunicaba a su pareja sentimental sobre los síntomas de la pequeña, se evidenció la negación a llevar a un hospital a la niña.

Con el material probatorio recolectado en la investigación permitió a los jueces y las autoridades estadounidenses declarar culpable a las familiares por asesinato, pues la autopsia de la niña indicó de que si causa de muerte fue una anemia causada por las picaduras de piojos que venían afectando su salud hacía tres años atrás.

Los hermanos mayores de la víctima, de 11 y 13 años, fueron puestos bajo la custodia de la Policía local.

Por Silvia León Sisa.