Sarah Studley, una mujer de nacionalidad norteamericana que al no poder casarse debido a la pandemia y tener que guardar su hermoso vestido de novia, entonces lo usó para este importante día.

Según mencionó la mujer a medios locales, decidió hacer esto como gesto de “esperanza y la posibilidad de poder vivir todas las cosas que se cancelaron por motivo del coronavirus”.

La mayoría de países del mundo se encuentran en este momento luchando contra la pandemia de la Covid-19, es por eso que se encuentran en el proceso de vacunación de su población, en especial del personal médico de primera línea.

Por Fabián Morales Gómez