Una mujer de tan solo 23 años falleció en Francia luego de practicar un deporte extremo en ese país.

La jóven perdió la vida luego de saltar de un avión, debido a que su paracaídas no se abrió. Ella usualmente practicaba  el paracaidismo y tenía mucha experiencia, realizando saltos  durante el último año.  

La deportista fue identificada como Romane Hourcastagnou, ella habría saltado de una avioneta a más de mil metros de altura. El trágico incidente se dio en Estrasburgo, Francia.

Según relatan los acompañantes, la joven saltó al vacío, sin embargo su paracaídas no se abrió, impactando contra el suelo y falleciendo prácticamente al instante.

A pesar de que el grupo de personas con el que se encontraba la deportista se percató del incidente, no pudieron hacer nada para ayudarla, y aunque recibió auxilio de forma inmediata, ella perdió la vida de forma instantánea al chocar abruptamente con el suelo.

Después de los hechos, se investiga si efectivamente el equipo con el que la mujer se lanzó estaba alterado o si definitivamente se trataría de un accidente. De acuerdo con las declaraciones de los testigos, la joven se había lanzado en compañía de otras diez personas, quienes no presentaron inconvenientes con abrir sus paracaídas.

Por Diana Merchán