El pasado jueves se registró el hecho del fallecimiento de un menor de edad, quien se encontraba en una atracción mecánica de un parque de diversiones en Orlando, Florida.

https://www.instagram.com/p/CYCdVnMjPvE/?utm_source=ig_embed&ig_rid=f3bbd5c1-e65b-4ec8-995d-87a1ee07b97c

Las autoridades estadounidenses realizan acciones de investigación que permitan esclarecer la muerte del adolescente de 14 años, quien cayó desde la atracción mecánica del parque ICON, llamada Free Fall.

El jóven cayó alrededor de 122 metros a una velocidad de 113 kilómetros por hora, lo que ocasiono su muerte de forma instantánea.

Hace algunas horas Yarnell Sampson, el padre del menor, indico mediante un vídeo que en ningún momento fue informado por el parque de diversiones, sino que se enteró del lamentable hecho a través de las redes sociales. “En cuanto al parque de diversiones, nadie se ha contactado conmigo. En cuanto a la policía, nadie se ha contactado tampoco, nadie me ha enseñado reportes, ni me han dicho algo sobre eso, ni detectives, nadie. Así que estoy perdido. Me enteré de todo por internet, por Facebook, que mi hijo se estaba cayendo. Pensé que no era mi hijo, pero así me enteré”.

Por su parte, el portavoz  de Slingshot Group, a cargo del manejo de Orlando Free Fall, dijo que hasta el momento, al parecer el menor estaba asegurado en su asiento. Hasta el momento no se ha emitido ninguna declaración al respecto.

Por Diana Merchán