Según el Departamento Nacional de Planeación, con este proceso cada ciudadano ahorraría en promedio 120 mil pesos por proceso.

La entidad dice que la cantidad de procesos que contarán con notificaciones digitales pasarán de 140 mil a un millón, agilizando el trámite para el juzgado y el ciudadano. Con esto, se solucionaría el represamiento que sufre la rama, esperando sacar 5.000 procesos de los despachos.

La modernización además de significar una reducción en el gasto del erario, significaría mayor efectividad en cuanto los plazos de los procesos.

Este proceso de fortalecimiento de la justicia en Colombia contará con un presupuesto de 135.000 millones de pesos.

Por Fabián Morales Gómez