Se trata del soldado Ever Andrey Castro, quien se encontraba privado de su libertad por parte de los disidentes del frente 33 de las FARC, desde el pasado 4 de enero.

Foto suministrada de Defensoría del Pueblo

Gracias a las acciones del Ejército Nacional, Defensoría del Pueblo y la Cruz Roja colombiana, se logró la liberación del joven militar en la zona rural del Catatumbo, en Norte de Santander.

“Adelantamos acciones para un pronto reencuentro con su familia. Ningún colombiano debe ser víctima de esta violación de los derechos humanos”, anunció el Ejército mediante su cuenta oficial de Twitter.

La Defensoría informó que el uniformado ya se encuentra bajo observación médica para valorar su estado de salud tras estar un mes en cautiverio.

Por Silvia León Sisa