El gobierno de Santander invertirá 1.843 millones de pesos para beneficiar a la población del municipio de Curití.

“Vinimos a Curití a entregarle buenas noticias a nuestras familias rurales, familias vulnerables que están viviendo en situaciones de precariedad. Escuchábamos esos testimonios de esa felicidad hoy que tan solo reciben el subsidio y nos imaginamos el día que reciban estás viviendas propias”, dijo el gobernador, Mauricio Aguilar.

Las viviendas, según lo estipula el proyecto, se construirán sobre un área de 76 m2, tendrán sala, comedor, tres habitaciones, baño, saneamiento básico, pozo séptico, cocina, cuarto de máquinas o de herramientas y lavadero.

“Aparte de reducir el déficit de vivienda habitacional en el departamento y en Curití, vamos a transformar vidas y eliminar el hacinamiento crítico, porque muchas familias cocinan sobre pisos en tierra y eso genera mayor exposición a enfermedades”, expresó el secretario de Vivienda y Hábitat Sustentable, Fabián Andrés Vargas Porras.

Las familias favorecidas, tendrán en tres meses su nueva vivienda , haciendo su sueño realidad.