De los 212 establecimientos educativos públicos, 195 ya se encuentran en la presencialidad con una asistencia del 50.3% de los estudiantes.

Luego de 64 días de haber vuelto a la presencialidad en Norte de Santander, el departamento muestra con agrado las cifras, en cuanto a la asistencia de niños, niñas y jóvenes a las aulas de clase.

Ya son 78.747 niños, niñas y jóvenes, los que han vuelto de manera presencial a las aulas educativas, de los 156.533 que se encuentran matriculados.

“Desde el pasado 6 de julio iniciamos el proceso de retorno a las aulas. Ha sido un trabajo gradual y progresivo que nos deja con un buen balance, en el que gran parte del sector rural ha emprendido el camino de la presencialidad para mitigar el impacto de la pandemia en el desarrollo integral de los niños y adolescentes”, señaló la secretaria de Educación encargada, Hilse Aldana Pérez.

El Gobierno de Más Oportunidades para Todos, también ha aportado en el proceso del retorno a la presencialidad, con la entrega de elementos de bioseguridad para las 1.872 sedes, de los 212 establecimientos educativos; dentro de los artículos se encuentran: tapabocas, gafas de protección, litros de jabón líquido, litros de alcohol y litros de desinfectante.

Por otra parte, la inmunización se ha garantizado para los docentes, directivos y administrativos, en Norte de Santander, el 84.9% de estos, ya alcanzaron el esquema completo de vacunación.