Tras un incumplimiento con los requisitos de trámite administrativo, el transporte escolar fue suspendido en Curití.

Cerca de 400 estudiantes del sector rural del colegio Eduardo Camacho Gamba de Curití, se quedaron sin transporte ya que la alcaldía canceló la operación, tras no recibir ninguna solicitud por parte de los padres de familia para continuar con el programa.

Las autoridades mencionan que el plazo de presentar los documentos necesarios fue de dos semanas, en las cuales no recibieron ningún documento, además de que la institución y los padres sabían de este proceso desde el 2019.

Por otro lado, la institución mencionó que no tenían conocimiento del trámite, puesto que ellos solo enviaban el listado de los niños y el resto de proceso se daba desde la Alcaldía, por ende, piden plazo para enviar los papeles.

Frente a esta petición, y luego de una reunión con el Consejo Directivo, se tomó la decisión de dar plazo a los padres una semana más para llevar los papeles, y mientras tanto, los estudiantes deberán continuar con clases virtuales.

Si esto se cumple a cabalidad, los estudiantes contarán con servicio de transporte escolar la próxima semana.

Por Michelle Suárez.