Más alcaldes preocupados por el secuestro en Norte de Santander