Martín Gonzáles sabe cómo controlar al DIM