Mañana culmina el clásico con una contrarreloj en Cali