Un menor de 6 años sufrió quemaduras de tercer grado luego de haber sido acosado por otro menor en una zona residencial.

Con tan solo 6 años de edad, Dominik Krankall sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en la cara y las piernas luego que otro niño le prendiera fuego en un conjunto residencial en Connecticut, Estados Unidos.

La familia de la víctima asegura que Dominik estaba jugando en el patio trasero de su vivienda cuando el pequeño vecino le lanzó una pelota de tenis con gasolina, que posteriormente le prendió fuego, afectado al otro niño.

“En cuanto bajó las escaleras, el acosador lo llamó por su nombre y lo atrajo hacia la esquina, y en cuestión de segundos volvió a la esquina gritando, diciendo ‘mamá, me han prendido fuego”, narró Deegan Krankall, mamá del pequeño, en una entrevista a un medio local.

Dominik fue trasladado a la Unidad de Quemados del Hospital de Bridgeport, donde los familiares están en la búsqueda de la solidaridad para pagar los costos que le han brindado a su menor hijo.

Las autoridades señalaron que se inició una investigación contra los familiares de los cuatro niños que fueron vistos jugando con gasolina y prendiendo fuego a objetos.

Por Silvia León Sisa.