Madres comunitarias del Centro de Desarrollo Infantil (CDI) en Piedecuesta, protestaron porque hace más de dos meses no reciben salarios.

Las agentes educativas y madres comunitarias del municipio de Piedecuesta en Santander, cesaron actividades y están desesperadas por el incumplimiento en el pago de sus salarios.

Esta situación se ha dado a conocer por parte del sindicato que las representa y aseguran que tan solo en el municipio de Piedecuesta, hay 25 mujeres que hoy piden no jugar con los ingresos con el que alimentan a sus familias. 

Según, las madres comunitarias ya van para tres meses que el SAC, no les paga a las trabajadoras de Piedecuesta, lo que afecta la actividad en el Centro de Desarrollo Infantil de al menos 400 familias.

Periodista: Martha Rincón