El operativo se realizó en la comuna 4 de Bucaramanga, donde dos chatarrerías estaban vendiendo artículos ilegales.

En el barrio Girardot y el barrio Gaitán, las autoridades hallaron cuatro luminarias que habían sido reportadas como hurtadas.

Según la Secretaría del Interior, estas acciones fueron inspeccionadas también en siete establecimientos. “Invitamos a estos establecimientos a que no compren estos elementos, porque lo que están haciendo es un delito al adquirir objetos hurtados. Vamos a actuar con toda la contundencia”, aseguró Melissa Franco, secretaria del Interior.

En estos establecimientos se inició un proceso policivo por parte de los Inspectores de Policía de Bucaramanga.

Por Silvia León Sisa.