Dos helicópteros ucranianos habrían bombardeado un depósito de combustible en la localidad fronteriza de Bélgorod.

El gobernador de Bélgorod, Vyacheslav Gladkov, acusó este viernes a Ucrania de atacar un depósito de combustible situado a las afueras del casco urbano (40 kilómetros de la frontera).

“El incendio en el depósito de combustible se produjo como consecuencia de un ataque aéreo de dos helicópteros de las Fuerzas Armadas de Ucrania que entraron al territorio ruso a baja altura. No hay víctimas”, indicó Gladkov.

No obstante, los servicios de emergencia indicaron que el fuego se extendió a ocho tanques de combustible, cada uno de ellos con capacidad para 2 mil metros cúbicos.

A esta hora, por lo menos 170 bomberos están en el depósito de combustible sofocando el incendio.

El Kremlin afirmó que el ataque perpetrado, según Moscú, por helicópteros ucranianos en territorio ruso contra el depósito de combustible, afectará las negociaciones bilaterales para poner fin a la ofensiva en Ucrania.