Durante las últimas 72 horas, los municipios de San Calixto, Villa Caro, Toledo, Tibú, La Esperanza, Ocaña, Santiago, Durania y Sardinata, han resultado afectados por las fuertes lluvias.

La Gobernación de Norte de Santander a través de la Consejería Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres brinda el apoyo y asistencia técnica necesaria a municipios afectados por la segunda ola invernal del año.

Los principales eventos ambientales registrados, corresponden a remociones en masa, socavaciones e inundaciones.

Ocaña, ha sido uno de los municipios más afectados, pues se han presentado daños estructurales, pérdida de enseres, taponamiento y desbordamiento de alcantarillas y desagües.

Asimismo, el desbordamiento del río Sardinata, está generando inundaciones en zona rural de Tibú.

Por otra parte, en cuanto a la malla vial, las lluvias han provocado eventos de socavación y remoción en masa, generando pérdidas de banca y taponamiento de vías en algunos sectores.

La consejera Departamental, Adriana Carrillo, pide atención ante cualquier fenómeno ambiental, pues las fuertes lluvias se mantendrían hasta el mes de diciembre.