Líderes comunales de la vereda Toledito apoyan a la población más vulnerable

El campesinado se vio favorecido luego de que la Junta de Acción Comunal adscrita a su zona rural, le extendiera su mano amiga en medio de la debacle económica.

Con 47 socios esta vereda ubicada a pocos kilómetros del municipio de Toledo, en Norte de Santander, ha logrado mantener activa la fortaleza de la acción comunal. Son un ejemplo a seguir en cuanto a la asociación y organización de los recursos que tienen a su cargo, para distribuirlos de forma equitativa en su comunidad durante la crisis del Covid-19.

Ante la situación precaria de la economía en este momento, sus directivas tomaron la decisión de utilizar parte de los fondos, para ayudar a sus socios y aliviar durante algunos días, los gastos que genera los productos de la canasta familiar.

Esta emotiva actividad demostró, que el trabajo en equipo permite avances importantes, junto a la disciplina y el ahorro para alcanzar beneficios solidarios en momentos de necesidad.