En las últimas horas el presidente Vladímir Putin ha anunciado que ya se aprobó la ley con la que se busca imponer severas penas a los periodistas y medios que difundan noticias falsas relacionadas al conflicto que se está desarrollando en el continente europeo.

La capital rusa promovió esta nueva ley, para frenar la supuesta guerra de información que se vive en el territorio, dejando un saldo de cerca de 106 mil desplazados ucranianos quienes llegan a Polonia en un día.

La nueva ley que fue firmada el viernes por el presidente Vladimir Putin, establece penas de prisión de hasta 15 años por difundir en el territorio cualquier tipo de “desinformación” que desacredite a las fuerzas militares rusas.

Por su parte la televisora RAI, un canal italiano que tiene cobertura en Rusia suspendió inmediatamente sus transmisiones en el país a raíz de la aplicación de la normativa rusa.

Con esta ley  también se busca castiga cualquier petición de sanciones contra Moscú. La decisión se produce después de que otros medios internacionales suspendieran la actividad de sus periodistas en Rusia.