A nivel nacional se emitió un programa de televisión donde quedó en evidencia el trabajo infantil y la mendicidad que se da en Bucaramanga, usando menores de edad.

El revelador informe de un medio de comunicación nacional evidenció cómo es el accionar de varias bandas criminales que alquilan menores de edad para pedir limosna en las calles de Bucaramanga.

Por medio de testimonios de víctimas y victimarios se logró esclarecer que usan desde bebés menores de 2 años hasta adolescentes para esta labor ilegal. Según el informe del medio de comunicación, la mayoría de los niños son venezolanos, debido a que los padres de familia ven cómo garantía para adquirir dinero la venta por horas de sus hijos para esta práctica.

Según un testigo de este negocio, algunas bandas utilizan estupefacientes para mantener dormidos a los menores de edad, buscando evadir cualquier información que se le pueda escapar al niño o la niña que llevan en brazos, a pie o en coche.

“Un niño así que no se vea muy bonito tratamos de arreglarlo para que se vea sucio, le hurgamos los ojos con los dedos para que llore, tratamos de mantenerlos en una condición que genere lástima”, indicó uno de los trabajadores de esta modalidad de mendicidad.

El hombre también indicó que con un solo niño en la labor de pedir limosna se puede recoger entre hasta 400 mil pesos colombianos por día.

En este informe también se detalló que las autoridades de Bucaramanga han rescatado 32 niños migrantes en lo que va del 2022, quienes eran usados para pedir dinero.

Por Silvia León Sisa.