El reto de este joven santandereano será dominar el balón, sin dejarlo caer, durante una hora.

Leonardo buscará elevar su nivel de dominación en el balón, y con esta hazaña espera obtener un récord Guinness. La pasión, la destreza y el entrenamiento serán detalles importantes para cumplir su sueño.

Moreno siempre ha estado junto al balón; jugando fútbol o microfútbol, ya es un elemento esencial para su vida.

“Un día me dí cuenta que estaba pasando los 200 toques (del balón), y entonces dije: vamos a ver 500”, aseguró Leonardo que así inició su búsqueda por este reconocimiento.

Para lograr su objetivo, el joven deportista deberá superar los 9 mil toques con el balón sin dejarlo caer al suelo. De ser posible el premio, este sería el primero en esta categoría para Santander.

Por Silvia León Sisa.