La administración municipal decretó la medida ante los desmanes de los últimos días.

La medida regirá en el municipio santandereano entre el 3 y 4 de mayo. Esta consta de un toque de queda a partir de las 3:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. y ley seca.

Los servicios de domicilios podrán operar hasta las 8:00 p.m.; sin embargo, solo se permitirá dos por establecimiento comercial.

Por Fabián Morales Gómez