Así lo asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante este miércoles.

Según el organismo, hasta ahora, esta variante se puede encontrar en 124 países, respaldando la afirmación en que las tres cuartas partes secuenciadas en varios países, corresponden a ella.

Según las secuencias de SARS-CoV-2 enviadas a la iniciativa científica mundial GISAID para compartir datos sobre virus, la prevalencia de delta superó el 75 % en Australia, Bangladesh, Botswana, Gran Bretaña, China, Dinamarca, India, Indonesia, Israel, Portugal, Rusia, Singapur y Sudáfrica.

En la semana del 14 al 18 de julio fueron reportados 3.4 millones de nuevos casos de COVID-19, 12 % más que la semana anterior. “A este ritmo, se espera que el número acumulado de casos notificados en todo el mundo pueda superar los 200 millones en tres semanas”, concluyó la organización.