La Universidad de Pamplona continúa en la ruta de la acreditación