El Real Madrid, el F.C Barcelona y la Juventus de Italia son los tres equipos involucrados.

“Inspectores éticos y disciplinarios” serán los encargados de llevar a cabo la investigacíon sobre los clubes en “relación con el proyecto de una autodenominada Súper Liga”, comunicó el ente rector del fútbol europeo mediante un comunicado.

Dentro de las posibilidades, se estudia la exclusión de los clubes en todas sus categorías de las competiciones en curso o futuras, relacionadas con la UEFA.

Asimismo, los dirigentes de los tres clubes quedarían vetados para ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol.

Por Fabián Morales Gómez