Imposible circulación de vehículos, árboles caídos e incluso autobuses varados en plena calle son algunos de los estragos que ha causado esta nevada de 1,20 metros de altura, dejando a más de 30 provincias españolas en alerta por este fenómeno de invierno.

Los dos primeros fallecidos fueron hallados dentro de un vehículo, que fue arrastrado por una gran capa de nieve, en Mijas, Málaga. El servicio de emergencias de Andalucía atendió el fallecimiento de la tercera víctima, cuyo cuerpo no resistió a las bajas temperaturas y en Carabanchel, el cuerpo de un habitante de la calle fue rescatado de la nieve por los bomberos.

Diez provincias mantendrán la alerta roja este domingo por la acumulación de nieve y el aeropuerto internacional de Barajas, en Madrid, continuará sin actividades hasta la tarde del domingo. Además, suspenderán las clases hasta el martes 12 de enero, mientras se espera nueva orden.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha rescatado a más de mil conductores que quedaron atrapados en las carreteras de Madrid. Según reporte de las autoridades, Filomena ya ha afectado más de 650 vías y puertos afectados, generando cierres temporales en las rutas de los trenes y otros servicios de transporte.

Por Silvia León Sisa