La integración entre Metrolínea y buses convencionales no va más

El convenio entre Metrolínea y los buses tradicionales que operan en el área metropolitana de Bucaramanga no continuará, la prueba piloto acabó y no se llegó a un acuerdo

Usuarios del servicio público en el área metropolitana de Bucaramanga se mostraron perjudicados ante el fin del convenio entre Metrolínea y los buses tradicionales que prestan el servicio, los habitantes del norte de la ciudad y algunas zonas populares son los más afectados.

Este fue un anuncio que hizo la Alcaldía de Bucaramanga, en donde el sistema integrado operará solo hasta el 30 de noviembre, la preocupación existe entre los habitantes que diariamente se beneficiaban de estos buses convencionales y el Metrolínea.

Aproximadamente 14 rutas complementarias que fueron aprobadas luego de este convenio con Metrolínea ya va a dejar de operar hasta la fecha establecida 30 de noviembre.

Las personas ya han manifestado inconformismo con esta noticia pues muchas de ellas se beneficiaban de este sistema integrado, sobre todo aquellas que viven al norte de la ciudad de Bucaramanga, además de los habitantes del sector Ruitoque en Floridablanca y también del municipio de Girón.

A partir del primero de diciembre van a tener una dificultad y es que pagarán doble pasaje si desean salir de sus lugares de trabajo hacia el centro de la ciudad o hacia otros lugares donde se beneficiaban a través este transporte.

Los usuarios se muestran preocupados porque han pasado muchos años y no han tenido garantizado un servicio en buenas condiciones que sea óptimo y que suplan las necesidades de muchos de ellos para poderse movilizar.

Se toma la decisión porque hace dos años se inició como una prueba piloto con la flota de transporte público convencional y de este modo avanzar en una puesta en marcha que era un sistema de complementariedad operativa y financiera.

Se realizaron varias mesas de trabajo; sin embargo, no se llegó a ningún acuerdo se explicó desde la Alcaldía que empezaron a operar a través de este piloto, pero ese acuerdo no se llegó con los concesionarios, consistía en pasar de un modelo definitivo y sostenible en la capital del departamento de Santander.

De esta forma se da por terminada esta prueba piloto, aun así, el sistema de Metrolínea seguirá operando con algunos buses que hasta el momento se tenía el convenio establecido.