Miembros de la iglesia católica hacen un llamado a la no violencia.

Como un ente pacificador, así quiere ser vista la iglesia en medio de las protestas sociales, es por eso que la comunidad eclesiástica hace un llamado a las manifestaciones pacíficas que también realizan las diferentes congregaciones religiosas en Norte de Santander. Buscan evitar agresiones por parte de otros grupos marchantes.

La iglesia también pide que se respeten los derechos de los ciudadanos que salen a manifestarse, luego de conocerse el anuncio de nuevas movilizaciones para esta semana en Cúcuta y otros puntos críticos de la región.

Inteligencia, respeto, perdón y paz son las palabras claves que las comunidades religiosas le exigen a cada sector involucrado en el Paro Nacional.

Por Silvia León Sisa.