La tragedia “en el corazón de Europa” recuerdan a “las grandes guerras del siglo pasado”, afirma Francisco.

El papa Francisco volvió a manifestar su preocupación por la invasión de Rusia a Ucrania, afirmando que “la humanidad está amenazada por un abuso perverso de poder”. Por ello instó a los líderes del mundo a no escatimar los esfuerzos para abrir un diálogo que termine con la tragedia humanitaria.

Durante su participación en las Terceras Jornadas Sociales Católicas Europeas, organizado por la Conferencia Episcopal Europea en Bratislava, Eslovaquia, el sumo pontífice expresó que esos perversos intereses “condenan a la gente indefensa a sufrir toda forma de brutal violencia”.

“La tragedia de la guerra que está teniendo lugar en el corazón de Europa nos deja atónitos. Nunca pensamos que volveríamos a ver tales escenas, que recuerdan a las grandes guerras del siglo pasado”, sostuvo el papa.

El alto jerarca de la Iglesia Católica indicó que el grito angustioso los ucranianos los empuja como comunidad de creyentes no solo a una seria reflexión, sino también a llorar con ellos y a hacer algo por quienes sufren la guerra.

“La sangre y las lágrimas de los niños, el sufrimiento de las mujeres y los hombres que están defendiendo su tierra o escapando de las bombas que golpean nuestra conciencia”, añadió.

Igualmente, agradeció la ayuda de la Iglesia por socorrer a los ucranianos, garantizando ayuda material, refugio y hospitalidad. Francisco finalmente, recalcó que “es urgente revisar el estilo y la eficacia del hacer política frente a los cambios que estamos presenciando a nivel internacional”.

Leonardo Favio Oliveros Medina