También habrá presencia de aficionados en las gradas del estadio que albergará el duelo entre Manchester City y Chelsea F.C.

El partido se disputará en el estadio Do Dragao de Oporto el 29 de mayo a las 2:00 de la tarde, en lugar de en el Atatürk de Estambul, para permitir la asistencia de 6.000 aficionados de cada equipo, informó la UEFA.

“Tras la decisión del Gobierno británico de incluir a Turquía en su lista roja de destinos de viaje por el Covid-19, la celebración de la final allí habría supuesto que ninguno de los aficionados de los clubes pudiera viajar al partido”, señaló el organismo en un comunicado. 

“Después de un año sin que los aficionados entrasen en los estadios, la UEFA pensó que había que hacer todo lo posible para que los seguidores de los dos equipos finalistas pudieran asistir”, añadió.

Esta decisión se toma ya que Portugal sí cumple las condiciones sanitarias que pide el gobierno británico, siendo una de las naciones dentro de la lista verde; es decir que se permite que los ciudadanos que viven en las islas se desplacen a él.

Por Fabián Morales Gómez