La comunidad del barrio Villas de San Diego denuncian el alto cobro del consumo de energía