La autorización de citas médicas es toda una odisea para usuarios de EPS