La Policía de Santander está ofreciendo cinco millones de pesos de recompensa para dar con el paradero de la persona que cometió este atroz crimen.

La mujer de 71 años fue encontrada, por su hijastro, amordazada en el piso de su vivienda en el municipio de Charalá, Santander. Presentaba signos de asfixia mecánica, acción que le habría causado la muerte.

El hombre, al encontrar esta escena después de llegar del trabajo, dio aviso a las autoridades para que acudiesen a la escena del crimen.

La Policía de Santander está investigando el hecho para determinar el móvil del homicidio y para recolectar información sobre el asesino de la mujer mayor.

Por Fabián Morales Gómez