Por expulsar a un jugador, el árbitro “fue brutalmente atacado” en un partido amateur.

La Federación Salvadoreña de Fútbol informó del fallecimiento del árbitro, José Arnoldo Amaya, de 63 años, después de que hinchas y jugadores lo golpearan por la expulsión de un deportista.

“Fue horroroso lo que le hicieron”, declaró la hermana de la víctima.

Durante el partido amateur, Amaya expulsó a un jugador tras sacarle tarjeta roja por doble amarilla, lo que ocasionó una fuerte discusión que pasó de los insultos a los puños tanto por parte de deportistas, como de hinchas.

El árbitro debió ser llevado al hospital de emergencia debido a hemorragias internas en diversas partes del cuerpo, donde horas más tarde falleció.

Frente al hecho, autoridades salvadoreñas arrestaron a un primer responsable, un miembro de la pandilla Mao Mao llamado Juan Manuel Cruz Lorezama.

“Este criminal pertenece a estos círculos de pandillas, grupos terroristas que promulgaron la muerte”, declaró el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro.