Dos hombres fueron detenidos en los procedimientos desarrollados por el Ejército.

Las acciones militares en el corregimiento La Gabarra y la vereda 20 de Julio de Tibú permitieron afectar en más de 8 mil millones de pesos las finanzas ilícitas del frente 33 de las disidencias de las Farc y del Eln, tras la destrucción de dos laboratorios de producción de clorhidrato de cocaína y pasta base de coca.

En las instalaciones fueron decomisadas más de 1.300 kilos de droga, los cuales equivalen a más de 2 millones y medio de unidades de droga lista para ser comercializada. También se incautaron más de 700 kilos de insumos sólidos, más de 2.000 galones de insumos líquidos y elementos utilizados para la producción de estupefacientes.

De acuerdo con el brigadier general Fabio Caro Cancelado, comandante del Comando Específico de Norte de Santander, los uniformados capturaron a dos hombres que estaban en el lugar.

“En el cumplimiento de la labor constitucional, los cultivadores de coca buscaron sobornar a nuestros soldados con más de 500 mil millones de pesos, hecho que rechazamos tajantemente como institución, ya que nuestro deber es velar por la seguridad del departamento, atacando todos los factores de inestabilidad”, expresó Caro.

Los detenidos quedaron a disposición de la Fiscalía, quienes enfrentan cargos por transporte, fabricación o porte de estupefacciones y tráfico de sustancias para el procesamiento de narcóticos.