Las autoridades están tras la pista de dos sospechosos de este crimen contra los animales.

Las autoridades ambientales del municipio de San José de Miranda están preocupados porque éste no sería el primer caso de maltrato y violencia contra los animales de esta región.

En las últimas horas, una comunidad halló a una canina sin orejas y con más de 10 puñaladas en su cuerpo, en una finca del municipio.

Según la denuncia realizada a un medio de comunicación local, la ‘negra’ habría sido atacada con cuchillo. El animal murió dentro de la finca.

La Policía ambiental conoce a los presuntos responsables y ya adelantan respectivas investigaciones para dar con su captura.

Por Silvia León Sisa.