La Alcaldía de Bucaramanga realizó el traslado de las dos familias indígenas que se habían tomado un parque García Rovira. Ahora regresarán a su territorio ubicado en la frontera con Venezuela.

La Alcaldía de Bucaramanga insistió en un acuerdo para que dos familias de la comunidad indígena Yukpa regresaran a su territorio, luego de haber cumplido cerca de dos meses en el parque García Rovira.

Los seis adultos y cuatro niños recibieron ayuda social y económica para su regreso y permanencia en la Serranía del Perijá.

“Llegamos a un acuerdo con estas dos familias, pero otros siete indígenas decidieron quedarse en Bucaramanga, recibirán las mismas ayudas para iniciar la ruta de atención con todas las instituciones y entidades del municipio. Otra familia sigue protestando en el parque”, indicó Melissa Franco, secretaria del Interior de Bucaramanga.

El traslado se efectuó de manera articulada entre la Alcaldía de Bucaramanga, Policía Nacional, Gobernación de Santander, Personería, Defensoría del Pueblo, Procuraduría General de la Nación y Migración Colombia.

Por Silvia León Sisa.