Incertidumbre por anomalías visuales en el puente Hisgaura  

Sacyr afirma que a pesar de la irregularidad visual que presenta esta estructura, no hay afectaciones en la solidez y estabilidad de la misma

Desde 2014 la empresa Sacyr ha llevado a cabo la construcción del prometedor puente atirantado más alto se Suramérica, puente Hisgaura, con una inversión de 100 mil millones de pesos aproximadamente, sin embargo, en los últimos meses se ha generado polémica por las fallas visuales que este está presentando.

Según un informe del Instituto Nacional de Vías (Invías), la gran estructura que se encuentra ubicada en la vía Los Curos – Málaga, en Santander presenta fallas en su estructura donde se “encontraron y se registraron graves anomalías, estas podrán ser mayores al efectuar una revisión más detallada que podría tomar varios días”.

Este informe contiene imágenes relacionadas con las irregularidades como vigas en forma de acordeón, desniveles en la carretera y otras falencias que presenta la estructura generando rumores acerca de su posible demolición.

El director de Gestión de Riesgos de Santander, Ramón Ramírez,  expresó que las preocupaciones se deben a los antecedentes presentados con otros puentes como el Chirajara, que colapsó en enero de 2018 y agregó que por tal razón “iniciamos toda esta serie de requerimientos donde no hemos tenido respuestas”.

Informe fotográfico Invías

Por su parte, Sacyr expresó por medio de un comunicado que “la seguridad y estabilidad del Puente Hisgaura están absolutamente garantizados, siendo susceptible de ser puesto en servicio. Los procesos de Verificación Estructural que se han ido generando durante su ejecución y a su finalización demuestran que la estructura es totalmente fiable, estable, segura y que está en condiciones de prestar el servicio para el que fue diseñada. Adicionalmente a dichos procesos de verificación, se va a proceder a la ejecución de una prueba de carga”.

Del mismo modo, ETA, la empresa interventora del Puente Hisgaura, aseguró que el documento de Invías “tiene un enfoque alarmista que se dedica a presentar un registro fotográfico sin llegar a ninguna conclusión, ni establecer parámetros técnicos sobre la estabilidad del puente” y que Sacyr aún tiene pendientes algunas pruebas para dar por finalizado el proyecto.