La institución prestadora de servicios de salud recibió tres monitores de signos vitales para las salas de cuidados intensivos.

Esto se logra mediante un trabajo articulado entre la Secretaría de Salud de Santander, la Oficina de Cooperación Internacional y la Organización Internacional para las Migraciones Colombia.

El equipamento del Hospital Regional busca fortalecer la acción del personal de salud frente a la pandemia de Covid-19.

“Esta es una donación muy importante que viene a fortalecer toda la atención hospitalaria de la población migrante irregular, colombianos retornados, que son aproximadamente 4.000 en esta provincia del departamento de Santander; y no solamente ellos como migrantes, sino también la población del municipio de San Gil que asciende más o menos a 60.000 personas”, dijo el gerente del hospital, Horbes Buitrago Mateús.

Con estos equipos se espera hacer frente más efectivamente a la tercera ola de contagios por Covid-19.

Por Fabián Morales Gómez