El aumento del número de contagios por Covid-19 ha generado una sobreocupación de la capacidad asistencial del centro médico.

Por eso, un paciente se quedó sin la atención requerida. La persona debió ser devuelta al municipio de Barichara de donde fue trasladado.

El director científico del centro médico, Javier Eduardo Acelas, advirtió que tienen una ocupación en UCI del 120% y en la hospitalización de pacientes COVID-19, ya alcanzan el 170%.

El profesional de la salud aseguró que ya no hay ventiladores disponibles, ni bombas de infusión y el oxígeno escasea, lo que hace previsible un panorama mucho más delicado con el paso de los días y el incremento en los contagios que se registran en la región.

Por Fabián Morales Gómez