Desde noviembre de 2020, el hombre no puede verse con frecuencia con sus familiares y amigos.

“El COVID-19 acabó con mi estilo de vida”, expresó el ciudadano turco, Muzaffer Kayasan, residente de Estambul.

Según médicos, el hombre no ha podido superar el virus dado que tiene leucemia.

“Doy positivo constantemente. Cuando preguntamos a los científicos y a los médicos, nos dicen que mi sistema inmunitario está debilitado, porque tengo leucemia, y me mantienen vivo durante catorce meses con los medicamentos que me recetan. Es un proceso muy difícil”, indicó Kayasan.

De acuerdo a lo anterior, restos del coronavirus persisten en su organismo, razón por la cual no puede verse constantemente con su esposa e hijo, quienes luego de visitarlo y realizarse la prueba dan negativo.

“No puedo abrazar a mi familia, no puedo hablar con nadie. No queda nada de mi vida social, de mi vida familiar”, lamentó el turco; quien tampoco puede inmunizarse por su enfermedad. “Vacunémonos, no tenemos derecho de matar a otros”, agregó.